5 may. 2011

Te lloré hasta el extremo
 
De lo que era posible
 
Cuando creía que era invencible
 
No hay mal que dure cien años
 
Ni cuerpo que lo aguante
 
Y lo mejor siempre espera
 
Adelante