15 abr. 2011

Hacía tiempo que tus ojos no se cruzaban con a los míos..
Tanto tiempo que incluso podía pasar días sin volverme a acordar de ti..
Cuando nos separamos, pensé que sería difícil no pensar en ti, no volverte a recordar como hacía cada día, pero me equivoqué, no decidí olvidarte ni recordarte, simplemente decidí vivir mi vida y seguir adelante porque sabía perfectamente ya que no me querías…
Pero el destino ha decidido que no sea así, el otro día mientras ya pensaba en todo aquello como en un recuerdo más, me acordé de ti, de tu sonrisa, de nuestros piques, de cómo me decías que me querías y mientras me rallaba por todo eso, apareciste tu de nuevo, volviendo a hacer que me enamorara de ti.