20 nov. 2011

No hay noche en la que no piense en ti, pero tampoco hay día en el que imagine mi vida sin ti, soy feliz, no lo niego, pero quizá infeliz de igual modo, no se si la mejor opción es mirar hacia delante, dejándote mano a mano con el pasado. O parar a pensar, darte la mano y seguir escribiendo esta historia, donde solo tú y yo somos los protagonistas, donde cada día es un nuevo episodio, donde cada día que pasa es una página menos en este libro al que llamamos vida.